• Pitaya purpusii (ENRAIZADA). Nombre científico “Hylocereus Purpusii”

    Pitaya purpusii

    Descripción de variedad – Purpusii –

    El cultivar “Purpusii” es interesante no por su fruto en sí sino por la capacidad de polinización que tienen su polen sobre el resto de cultivares. Sus cladodios son gruesos y con manchas blancas características en este cultivar. Normalmente crecen en espiral y poseen espinas en las areolas. Es un cultivar de crecimiento continuo pero no muy rápido, tiene un tamaño medio de 400g, de piel rugosa y con brácteas cortas. Su sabor no es muy dulce por lo que se recomienda para zumos con otras frutas o añadiéndole algo de azúcar. Su periodo de floración es desde junio hasta septiembre.

     

    Descripción general de la pitaya:

    La pitaya es una cactácea epífita y trepadora procedente de Centroamérica. En su habitad, se encuentra en los bosques, o trepando por los árboles y fijándose con sus raíces adventicias. Dependiendo de la variedad, los frutos son piel roja, rosada o amarilla. Los cladodios (tallos) son de color verde con espinas en los bordes. Es necesario un sistema de tutor para ir sujetando los cladodios según vaya creciendo.

     

    Flores:

    Las flores son nocturnas y se producen en las areolas de los cladodios. La yema, en general, es de forma elíptica estrecha y ápice angulado. El tiempo que transcurre desde que es visible el botón floral hasta la antesis de la flor es de entre 17 a 24 días. Las flores son erectas y cuando se abre se orientan buscando la luz de la luna o del son el las primeras o últimas horas de día. El periodo de apertura de la flor es desde el ocaso hasta las primeras horas de la mañana.

     

    Frutos:

    El fruto es una baya de forma ovaloide, alargada y en algunos casos redonda. La cascara está compuesta de formaciones salientes llamadas brácteas, las cuales son escamosas de consistencia carnosa y cerosa. La cantidad y tamaño varían dependiendo de la variedad.

     

    Cultivo:

    Deben ser cultivados en semisombra o a sol directo pero con cuidado de que la radiación solar no las estropee. En ese caso debemos cubrirlas con malla de sombreo.

     

    Es importante realizar la polinización cruzada para asegurarnos el cuajado y obtener buenos frutos.

     

    La pitaya se puede cultivar en numerosos climas aunque el ideal es el clima benigno. Es conveniente que durante el invierno las temperaturas no desciendan de 5ºC, aunque puede soportarlas más bajas incluso hasta 0ºC durante un día.

     

    Riegos cortos aproximadamente dos veces en semana desde primavera a otoño. En invierno reducir el riego a una vez por semana.

     

    Abonar las pitayas ya sea mediante compost o estiércol aplicando por encima del cepellón o abono líquido en el riego. Se puede abonar durante todo el año 

     Otros datos de interés sobre las fruta:

     

     

    Información adicional

    Peso 250 g

    Valoraciones

    No hay valoraciones aún.

    Be the first to review “Pitaya purpusii (ENRAIZADA). Nombre científico “Hylocereus Purpusii””

  • Carrito de la compra